lunes, 24 de mayo de 2010

¿Qué es ese ruido?

Como saben muchos, no sabrán otros muchos, yo siempre fui citadina, hasta hace unos años atrás, que decidimos como familia emigrar hacia el campo, para luego llegar acá al sur de Chile.
Podrán imaginar, cúanta historia hay en este acostumbrarse de la ciudad a la no ciudad...
Una de ellas, le recordé en estos días y no me resistí de contárselas...

Érase una vez, yo, en medio de una parcela, viviendo por primera vez en el campo, en un sector donde alrededor de mi casa era mucha parcela colindante, algunas casas lejanas, y cerca un arroyo con una hilera de eucaliptus muy altos. Bonito lugar, se podía ver alguna vaca pastando y diversos animalillos por ahí, como conejos, ratones etc.
Como era campo, el agua se daba por medio de pozo y su correspondiente bomba, lo cual aprendí rápidamente que las fugas o llaves mal cerradas aumentaba en forma salvaje la cuenta de la luz, por lo que me pasaba muy pendiente de los ruidos que hacía el "hidropack". En realidad nunca he vuelto a disfrutar de tanto silencio como en aquella casa. Si un vecino ponía la radio, yo la escuchaba!!!! y eso que vivía al menos a trescientos metros del más cercano...
Bueno la cosa es que una noche sentí un ruido que me alertó, sonaba igual que la correa del alternador del auto cuando ya hay que cambiarla... recorrí la casa revisando todo y no encontré nada... al día siguiente lo mismo.... y nada. Arnoldo para variar no estaba, en esa época llegaba cada 15 días a la casa por trabajo. Así que buscaba y no entendía qué era lo que sonaba... y era lejano pero lo más curioso, es que paraba el sonido y luego se reanudaba... siempre empezaba a eso de las siete de la tarde. Bueno, así pasó una semana...
Cuando por fin estaba Arnoldo en casa, paseábamos por el jardín, (ya lo tenía mareado con eso del ruido) yo le decía, pero si Arnoldo, es como un motor, como una correa... nadie escuchaba nada.... ese día paseábamos y empieza el ruido... y yo le digo
-Amor!!! ese es el ruido escucha escucha!!!
-Cuál Marce, yo no escucho nada!!
-Pero cómo no vas a escuchar... (y el ruido cesaba ante mi impotencia)..
-Ahí está de nuevo!!! escucha
-Marce ¿cuál???
Yo ya quemada, porque cómo iba a ser la única que escuchaba a estas alturas el "maldito motor"
Le digo nuevamente, escucha, va a empezar.... y nos quedamos en silencio en la noche, total silencio esperando cuando empieza fuerte nuevamente y yo le grito feliz
_ESE ESE ES EL RUIDO!!!
y de respuesta recibo una risotada!!! Arnoldo reía y reía!!! y yo desconcertada me reía con él.... y me dice
-Marce!!! si esos son los sapitos!!!!
Wuaaaaa qué risa, pensé que me estaba tomando el pelo, y le digo
¿Cómo que sapitos Arnoldo? ¿cómo los sapitos van a sonar como motor!!!!???
¿¿y se van a poner todos de acuerdo para cantar todos juntos y de una????

y Arnoldo me dá un beso y me dice,
Sí Marce, así son los sapitos!!! 



3 comentarios:

Ceci MM dijo...

Queridisima Marce¡¡¡¡¡Que gusto, me da tu nuevo blog ¡¡¡¡Tus siempre alegres y contagiosas historias, llenan de entusiasmo, con solo verlas¡ ya sabiendo, que son unas anecdotas tan especiales, tan tuyas ¡¡
Marce, un abrazo muy fuerte de Tu amiga "La Ceci" desde mi lindo Costa Rica

Mercedes dijo...

Marce, me gusta mucho tu nuevo blog, me encanta leer todas tus historias unos llenas de emoción y otras divertidas, trasmites mucho en ellas.
Un beso muy grande Merche.

Pamela dijo...

está muy buena, me reí mucho!!!!!

Publicar un comentario

Hola!!! déjame un comentario.